Pasarse de listo

Es encomiable todo esfuerzo que se haga por el bien de la lengua. Al final, los granitos de arena se van amontonando y puede que la montaña no se venga abajo y quede firme —aunque yo no estoy tan seguro—. ¿Qué problema hay? Que entre tanto granito de arena hay alguno que es de cal. Hace un par de meses vi circular por la gran red mundial una norma ortográfica que era totalmente falsa. ¡Mucho ojo, que los hay con intenciones más destructivas que constructivas! La dudosa norma decía lo siguiente:

«Diferencia entre “quizá” y “quizás”:
Cuando la siguiente palabra comienza por consonante, se usa “quizá”. En cambio, cuando la siguiente palabra comienza por vocal, se usa “quizás”».

La repercusión, que espero que no haya sido demasiado importante, me preocupa, ya que había bastantes comentarios positivos acerca de la norma —con tono de que habían aprendido algo que antes no sabían—. Por favor, es importante que sepáis que esta norma es inventada. No existe tal norma. La RAE especifica de manera muy clara en el Diccionario panhispánico de dudas que «quizá» y «quizás» son completamente equivalentes e intercambiables en cualquier situación.

Aunque yo quería hablar expresamente sobre esta norma, hay otras igual de falsas que también son muy comunes no solo a nivel de internet, sino incluso en las propias aulas del país. Mencionaré un par de ellas: la de que las mayúsculas no se tildan nunca y la de que la b y la v se pronuncian de manera distinta. Mentira y mentira.

En la entrada para las mayúsculas del Diccionario panhispánico de dudas se dice en primerísimo lugar que las mayúsculas deben tildarse si así lo requieren las normas de acentuación. ¡¡¡Es lo primero de todo que se dice en esta entrada!!! Por otra parte, la b y la v se pronuncian exactamente igual. Y no solo eso, sino que jamás ha habido diferencia de pronunciación entre ellas —de hecho, es el principal motivo de que haya faltas de ortografía por indistinción entre ambas letras—. Sí es cierto que en algunas ediciones de la Ortografía o de la Gramática de nuestra lengua en siglos pasados recomendaban la distinción por influjo, principalmente, del francés, idioma muy poderoso en aquel entonces. No obstante, se descartó la recomendación —que no fue más que eso, recomendación— y, en definitiva, siempre ha imperado la pronunciación análoga.

Pido encarecidamente tener mucho cuidado con las normas que no son reales. Y es que, a pesar de que se niegue, una mentira que se cuenta mil veces al final acaba sonando como una verdad y, especialmente en países como el nuestro por las características culturales, se hace pasar por tal.

DeSousaApprovesThis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s