Qué falso eres, amigo

Ah, los falsos amigos. Viejos conocidos que se ocultan entre las sombras y apuñalan con alevosía. Cada vez son más fuertes y la educación en España no está precisamente en su auge para poder combatirlos de tú a tú.

Con el reciente incremento de programas televisivos estadounidenses doblados al español sobre las voces originales, muchos de estos gazapos se pueden cazar al vuelo con el inconveniente de poder demostrar la equivocación y el pequeño tirón de orejas que, pues, debe sentir el responsable de la traducción —o de quien haya permitido eso—. Sin ir más lejos, en una de las versiones de ¿Quién da más? se contempla que, en varias ocasiones, un «terrific» en inglés acaba siendo «terrible» en español, cuando en realidad es todo lo contrario. La palabra «terrific» no significa ni ‘terrible’, ni ‘terrorífico’ ni nada por el estilo, sino que tiene sentido positivo: significa ‘estupendo’. Huelga decir que ese momento del programa quedó raro en español.

Comparto la profesión y los sufrimientos que vienen de la mano con ella, pero cuando hay pruebas y un «terrible» diccionario para corroborarlo…

Nota añadida el día 26 de septiembre: Curiosamente se volvió a ver este mismo traspiés con este mismo falso amigo en la retransmisión del Gran Premio de Singapur de Fórmula 1. También, dicho sea de paso, debería evitarse decir *«calcamonía», muy extendido entre los comentaristas, y en su lugar habría de decirse «calcomanía».

DeSousaApprovesThis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s