Lo peculiar de «deber + infinitivo» y «deber de + infinitivo»

Mucha gente se encuentra con el, al parecer, obstáculo insalvable de distinguir los usos de «deber + infinitivo» y «deber de + infinitivo» hasta el punto de llegar a emplear únicamente el segundo para todo —lo cual hace llorar a quien escribe estas líneas por un motivo que se verá más adelante—. Sí, uno es para obligaciones y otro, para suposiciones. Sin embargo, a veces, no se está seguro de cuál o, sencillamente, la incultura ocupa más lugar en el cerebro que un par de palabritas de nada.

Pues en este caso hay una solución curiosa. Resulta que, siempre según la Real Academia Española, «deber + infinitivo» engloba todos los significados posibles de ambos tipos de construcciones —en otras palabras, lo contrario de lo que hace la mayoría de la gente—. Con lo cual, si siempre se utiliza «deber + infinitivo», nunca se cometerá un error, sea obligación, sea suposición, sea que uno no se acuerde ni de lo que comió ayer.

DeSousaApprovesThis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s